Namunvida logo

Cribado de lesiones por el virus de papiloma 

  05/10/2022 11:15 Patología Cervical


La mayor probabilidad de contagio se da en los primeros años de vida sexual por lo que entre  el 20-30% de mujeres jóvenes (antes de los 30 años) son portadoras de VPH-alto riesgo (los verdaderos promotores del cáncer). El porcentaje de portadoras disminuye progresivamente con la edad hasta situarse por debajo del 10% en mujeres mayores de 50 años. Se estima que aproximadamente el 80% de las mujeres sexualmente activas contactan con al menos un tipo de VPH en algún momento de su vida. Sin embargo, cabe resaltar que más del 80% de estas infecciones son transitorias y se resuelven en el transcurso de los dos años posteriores a la infección.

La mayor parte de las personas con una infección por VPH tienen el virus silente (sin dar síntomas) durante meses o años, hasta que las defensas del organismo consiguen eliminarlo.

Por tanto, la mayoría de las mujeres tienen una infección transitoria que no supone riesgo alguno, ya que el VPH acaba eliminándose totalmente. En general, estas infecciones pasan desapercibidas.

Sin embargo, en un pequeño porcentaje de personas (en torno al 10-15%) la infección por VPH persiste a lo largo del tiempo porque que sus defensas no consiguen eliminarla. Esta persistencia en el tiempo, más que la infección en sí misma, es el factor de riesgo principal para el desarrollo de lesiones.

Es fundamental por lo tanto evitar la infección de VPH de alto riesgo mediante la vacuna frente al HPV (prevención primaria), así como la detección precoz de lesiones precursoras de cáncer de cuello uterino (prevención secundaria). Tu ginecólogo valorará tu riesgo individual de presentar o desarrollar estas lesiones precursoras de cáncer de cuello uterino en función de los resultados de citología y/o test de VPH. En función de dicho riesgo se plantea la necesidad de realización de una colposcopia, prueba destinada a la localización y diagnóstico de lesiones precursoras de cáncer de cuello uterino para su seguimiento y/o tratamiento según resultados.

En definitiva, es fundamental para la prevención de este cáncer la vacunación frente a VPH de alto riesgo, un control ginecológico correcto y favorecer la eliminación del VPH mediante el uso del preservativo y medidas de calidad de vida, sobre todo no fumar.

Compartir

 

Namunvida

Namunvida
cookies Información sobre Cookies
Este sitio web utiliza cookies. Puedes gestionar tus preferencias de cookies en el botón de configuración.
Aceptar Configurar