Namunvida logo

¿Cómo puede afectarme el Virus del Papiloma Humano? ¿Por qué es importante la revisión con citología? 

  08/02/2022 10:32 Patología Cervical Prevención de la enfermedad Virus Papiloma Humano VPH


Se estima que al menos el 70% de las mujeres sexualmente activas y hasta el 50% de los hombres entrarán en contacto con el Virus del Papiloma Humano (VPH) en algún momento de su vida; estas tasas tan altas y los potenciales riesgos que veremos hacen que sea muy importante el estudio y prevención de esta infección.

El Virus del Papiloma Humano (VPH)

El VPH es un virus que puede llegar a generar lesiones, algunas leves pero sintomáticas como las verrugas genitales y otras más graves e importantes como el cáncer de cérvix, ano o laríngeo, por ejemplo. La presencial del virus es causa necesaria para producir estas lesiones, pero no es suficiente, ya que en la mayoría de los casos el virus está inactivo sin generar daños. Es decir, puedes tener una prueba positiva que confirme la presencia de VPH y no tener o llegar a desarrollar nunca una lesión. El factor más importante para que este virus llegue a generar daño es la persistencia del mismo en nuestro cuerpo, por eso es muy importante favorecer su eliminación y conocer todas las recomendaciones para prevenir re-infecciones.

image

Transmisión e infección

El virus se encuentra en la piel de la zona genital de hombres y mujeres, por lo que la transmisión de este virus se produce principalmente a través del contacto sexual, especialmente genital entre personas del mismo o diferente sexo. El preservativo es fundamental para reducir la probabilidad de transmisión, esto lo consigue en el 70% de los casos, pero aún a pesar de su uso puede existir transmisión a través de la piel genital que no está protegida. 

La infección generalmente no produce síntomas de ningún tipo (ni dolor, ni sangrado, ni picor, ni alteración del flujo vaginal…), por lo que cualquier persona podría ser portadora y transmitir el virus. Sabemos además que este estado de portador puede durar años, es decir, podríamos tener el virus en nuestro cuerpo desde hace años sin que hayamos desarrollado síntomas y ahora ser portadores con capacidad de transmitir el virus.

En otras ocasiones, el virus inactivo durante años puede activarse y generar lesiones genitales en forma de verrugas genitales o daños en el cérvix del útero que podrían manifestarse en forma de sangrado intermitente fuera del periodo menstrual o sangrado tras las relaciones sexuales (coitorragia), aunque la mayoría de las lesiones precursoras de cáncer no presentan síntomas.. En cualquiera de los casos, la situación con y sin síntomas es tan indeterminada e inespecífica que es fundamental realizar controles periódicos que nos informen de nuestro estado de salud, se valore la presencia de daño por este virus (realización de citología) o estudio de la presencial del virus (determinación de VPH).

Existen factores que se asocian con mayor frecuencia a que exista transmisión o infección por el VPH, algunos son:

  • Inicio precoz de relaciones sexuales
  • Adquisición de nueva pareja sexual
  • Intervalo corto entre parejas sexuales
  • Número de parejas sexuales elevado
  • Uso no sistemático de barreras como el preservativo

Sin embargo, es importante que sepamos que la ausencia de estos no tiene que modificar nuestro control periódico en las Consultas de Ginecología. Si hace más de 1 año que no realizas tu control, al menos con citología, solicita ahora cita en nuestras consultas.

image

¿Tu prueba ha resultado positiva? ¿Cuándo te has contagiado? ¿Qué significan las siglas LSIL, HSIL, ASCUS…?

No pretendemos en este post analizar cada detalle individual que pueda estar relacionado con la presencia del VPH ya que para poder darte la mejor recomendación al respecto es importante que conozcamos más detalles del contexto global, como antecedentes personales, fármacos habituales, etc. Pero sí queremos orientarte en función del estudio que te hayas realizado.

Habitualmente el estudio de control relacionado con el VPH se realiza mediante una toma de citología, si tienes oportunidad realizando el control anualmente o, al menos, cada 3 años según las recomendaciones generales. Con esta prueba se valora si hay sospecha de daño por el VPH en el cuello del útero:

  • Citología negativa: estupendo, en este caso sabemos que no existe lesión, la prueba es normal. ¿Podría haber presencia de VPH? Sí, pero como conocemos perfectamente la evolución de las lesiones y el daño que podría ocasionar, tenemos un margen de sobra de varios años antes de que apareciera cualquier daño con pronóstico relevante; es decir, si tu resultado de citología es negativo puedes estar tranquila hasta el año que viene y continuar con las recomendaciones generales
  • Citología positiva (LSIL, HSIL, ASCUS…): en este caso, es probable que sí haya presencia de VPH en la muestra ya que estos cambios celulares están asociados al virus. Las siglas diferentes se corresponden con tipos de daño diferente que puede causar el propio virus sobre el cuello uterino; en cualquiera de los casos te indicamos que debes consultar tu caso con un especialista para valorar el tipo de seguimiento. Lo más frecuente es que esté indicado completar el estudio para saber exactamente qué tipo de virus está presente (existen diferentes familias o genotipos y no todos se comportan de la misma manera) y posiblemente realizar otra prueba complementaria que ofrece más información como es la colposcopia (hablaremos más en otro post sobre esta prueba y por qué es importante)

image

Tratamiento frente al VPH

Es importante que entendamos que no existe tratamiento ni cura específica frente a la infección del VPH; será nuestro propio sistema inmune quien elimine y nos proteja frente a estos daños potenciales. Sin embargo, existen múltiples formas de ayudar a nuestro sistema inmune para prevenir la infección o, si esta ya se ha dado, favorecer la eliminación y prevenir el avance de los daños.

Hablaremos en otro post más específico sobre todas las medidas de prevención y protección frente al Virus del Papiloma Humano. Por ahora, déjanos que insistamos en las recomendaciones más importantes:

  • No fumar: es uno de los factores más importantes ya que está muy demostrado que las mujeres fumadoras tienen más persistencia de virus, más frecuencia de lesiones y estas son más graves. Ademas de mayor posibilidad de recurrencia si ya hemos tenido una lesión previa del VPH
  • La vacunación es fundamental, consiguiendo una eficacia preventiva de entre un 89-90%  frente al contagio de los virus del papiloma que cubre la vacuna (los más agresivos) y hasta de un 50% para evitar recurrencias o segundas lesiones en pacientes que ya han tenido lesiones precursoras de cáncer de cuello de útero
  • Refuerza tus defensas manteniendo buen estilo de vida: el deporte y una buena alimentación serán tu primera baza para mejorar las opciones de eliminación del virus
  • Utiliza preservativo en todas las relaciones sexuales y durante toda la relación: evitar la transmisión y la re-infección es un factor fundamental para eliminar por completo el virus y protegerte frente al desarrollo de lesiones

image

Unidad de Patología del tracto genital inferior y Colposcopia

Compartir

 

Namunvida

Namunvida

image Este sitio web utiliza cookies. Puedes gestionar tus preferencias de cookies en el botón de configuración. Aceptar Configurar