¿Qué es la Osteoporosis?


La osteoporosis es una enfermedad que afecta a los huesos y está provocada por la disminución del tejido que lo forma, tanto de las proteínas que lo constituyen como de las sales minerales de calcio que contiene. Como consecuencia, el hueso es menos resistente y más frágil de lo normal, tiene menos resistencia a las caídas y se rompe con relativa facilidad tras un traumatismo, produciéndose fracturas o microfracturas.Se estima que 1 de 3 mujeres y 1 de 12 hombres de más de 50 años sufren de osteoporosis.Los huesos están sometidos a un remodelado continuo mediante procesos de formación y reabsorción, también sirven como reservorio de calcio del organismo. A partir de los 35 años se inicia la pérdida de masa ósea.Etiología
Los tres principales mecanismos que provocan la osteoporosis son:

  • Falta de masa ósea suficiente durante el proceso de crecimiento.
  • Reabsorción excesiva de hueso mediada por los osteoclastos.
  • Formación inadecuada de hueso nuevo por los osteoblastos durante el proceso continuo de renovación ósea.

La menopausia es la causa principal de osteoporosis en las mujeres, debido a la disminución de los niveles de estrógenos. La pérdida de estrógenos por la menopausia fisiológica o por la extirpación quirúrgica de los ovarios, ocasiona una rápida pérdida de hueso. Las mujeres, especialmente las caucásicas y asiáticas, tienen una menor masa ósea que los hombres. La pérdida de hueso ocasiona una menor resistencia del mismo, que conduce fácilmente a fracturas de la muñeca, columna y cadera.

Existen además, diferentes enfermedades o medicamentos que también pueden provocarla Los principales factores de riesgo incluyen:

  • Bajos niveles de hormona sexual, principalmente estrógeno en las mujeres
  • Desórdenes alimenticios como anorexia nerviosa y bulimia
  • Tabaquismo
  • Abuso del alcohol
  • Bajo nivel de calcio y vitamina D, por la poca ingesta en su dieta o absorción inadecuada de su intestino
  • Estilo de vida sedentario o inmovilidad
  • Ciertos medicamentos, que incluyen los siguientes:
    • Medicamentos glucocorticoides reemplazo de la hormona tiroidea en exceso en aquellas personas que toman medicamentos para niveles bajos de la hormona tiroidea o hipotiroidismo
    • Heparina, anticoagulante comúnmente utilizado
  • Algunos tratamientos que reducen las hormonas sexuales,
  • Enfermedades que pueden afectar los huesos
    • Enfermedades endocrinas (hormonales) (hipertiroidismo, hiperparatiroidismo, enfermedad de Cushing, etc.)
    • Artritis inflamatoria (artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, etc.)

Diagnóstico
Se realiza un estudio simple que mide la densidad mineral ósea denominado densitometria osea. Y se mide la cantidad de hueso que tiene en un área determinada, midiéndose en diferentes partes de su cuerpo. Generalmente las mediciones se realizan en la columna y la cadera.

El estudio es rápido y no produce dolor. Es similar a una radiografía, pero utiliza mucha menos radiación. Aún así, las mujeres embarazadas no deberían realizarse este estudio, para evitar riesgos de dañar al feto.

– Se define 4 categorias

  • Normal: cuando la DMO es superior a –1 DE en la escala T.
  • Osteopenia: cuando la DMO se sitúa entre –1 y –2,5 DE en la escala T.
  • Osteoporosis: cuando la DMO es inferior a –2,5 DE en la escala T.
  • Osteoporosis grave o establecida: cuando al criterio de osteoporosis se añade la presencia de fracturas.

Prevención
– El ejercicio juega un papel clave en la preservación de la densidad ósea en los adultos mayores. Algunos de los ejercicios recomendados para reducir la probabilidad de una fractura abarcan: caminar, bailar, máquinas de pesas, tai-chi, yoga, remo, ejercicios con bandas elásticas.
– Evitar cualquier ejercicio que ofrezca riesgo de caídas. Tampoco realizar ejercicios de alto impacto que puedan causar fracturas en los adultos mayores.
– Tomar una dieta rica en calcio. Los alimentos más ricos son los lácteos, los pescados azules y los frutos secos. Cada edad y situacion personal tiene una necesidad especifica.
– Suspender los hábitos malsanos: abandone el tabaco y el alcohol

Tratamiento
El tratamiento se basa en recomendar una cantidad adecuada de calcio en la dieta, la práctica de ejercicio físico y el empleo de medicamentos que contribuyan al mantenimiento o aumento de la masa ósea. Tu médico te asesorará sobre que fármaco es el mas adecuado.

Los principales fármacos que se utilizan son los bifosfonatos, como el ácido alendrónico (alendronato), risedronato e ibandronato), ranelato de estroncio, moduladores selectivos de receptores de estrógeno, teriparatida, denosumab, calcitonina y tratamiento hormonal con estrógenos.

Completan este tratamiento, la vitamina D (La dosis diaria recomendada es 400-800 unidades internacionales para adultos menores de 50 años y 800-1000 IU para personas de 50 años o mayores) y el calcio (1200 mg por día para las mujeres mayores de 50 años).

Artículo escrito por Dra. De Diego Pérez de Zabalza para Namunvida
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *