¿Qué es la Candidiasis Vulvovaginal?


¿Qué es la Cándida?
La candidasis es una infección causada por hongos del género Candida, habitualmente por la Candida albicans. Estos hongos pueden convivir sin causar daños junto con muchas otras bacterias que colonizan de forma habitual el tubo digestivo, la boca y la vagina.Habitualmente el sistema inmune y esas bacterias naturales controlan el crecimiento de la Candida. Determinadas circunstancias pueden modificar este equilibrio natural y predisponer el crecimiento de los hongos, haciendo que se adhieran a las superficies, produciendo síntomas.
La candidasis puede afectar a varias partes del organismo, lo que produce infecciones localizadas o enfermedades más graves, según la persona y su estado de salud general, nosotros nos vamos a centrar en la candidiasis vulvovaginal.


¿Por qué puedo tener Candidiasis Vulvovaginal?
A lo largo de su vida, el 75% de las mujeres habrán tenido al menos una vulvovaginitis candidiásica, y hasta el 45% tendrá dos o más infecciones.

Estos hongos, como ya hemos dicho, pueden existir en el ecosistema vaginal normal en escasa cantidad. En ese ecosistema deben predominar las bacterias defensivas naturales de la vagina, que son los Lactobacillus de Doderlein. Conocemos algunos factores predisponentes de infecciones por hongos, ya que alteran este equilibrio natural de la vagina, como el embarazo, el uso de anticonceptivos hormonales, la diabetes mal controlada, el VIH, el uso de corticoides o antibióticos, el aumento en la frecuencia de las relaciones sexuales, la ropa ajustada, los tejidos sintéticos, el uso de DIU, espermicidas o anillo vaginal.

La hipótesis más correcta es que existe cierta predisposición genética además de los factores del propio huésped, que no siempre son identificables.

¿Qué síntomas tiene?
El picor vulvar es el más frecuente. El flujo puede variar, desde sequedad a una secreción blanca ligeramente acuosa, hasta un flujo blanco y espeso. Las molestias vulvovaginales que puede ocasionar son muy variadas: dolor, irritación, ardor vulvar, dolor y escozor al orinar, relaciones sexuales dolorosas.

Estos síntomas se intensifican la semana previa a la menstruación y mejoran con el sangrado.

Las infecciones vaginales por hongos no es una enfermedad de transmisión sexual, sin embargo algunos hombres presentarán síntomas como picor y erupción en el pene después de tener una relación sexual con una compañera infectada.

¿Cómo se diagnostica?
Los síntomas de la candidiasis genital son similares a los de otras muchas infecciones genitales. Para realizar el diagnóstico se requiere en examen físico por un ginecólogo, y en ocasiones requiere un cultivo de la zona afectada.

¿Cuál es el tratamiento?

Los medicamentos indicados son los antimicóticos, especialmente la familia de los “azoles”, que pueden ser administrados por vía oral, vaginal o local sobre el área afectada. Aunque estos medicamentos generalmente logran curar la infección con una eficacia del 80-90%, las infecciones que no responden al tratamiento se están haciendo cada vez más comunes.
Las parejas sexuales no han de ser tratadas de forma habitual, salvo en caso de presentar síntomas.
¿Existen Candidiasis Vaginales Crónicas o infecciones resistentes?
Cada vez existen más medicamentos de venta libre o sin prescripción médica para el tratamiento de la candidiasis vulvovaginal. Por lo que ha aumentado el número de mujeres que se auto diagnostican y utilizan al menos un antimicótico para el tratamiento.Sin embargo, es común que se cometan errores de diagnóstico y diferentes estudios han demostrado que al menos dos tercios de todos los medicamentos libres de prescripción médica vendidos fueron usados por mujeres que no padecían la enfermedad. La utilización de estos medicamentos cuando no se necesitan puede provocar una infección resistente. Las infecciones resistentes son muy difíciles de tratar con los medicamentos actuales. Por lo tanto, es importante estar seguro del diagnóstico antes de establecer un tratamiento.Por lo tanto se desaconseja el auto tratamiento, se recomienda consultar a un ginecólogo y más aún en casos de síntomas intensos, fiebre, dolor pélvico, infecciones vaginales frecuentes, embarazo o sospecha de enfermedades por reciente contacto sexual.

¿Puedo prevenir la infección por Candida?
Ya hemos comentado que la vulvovaginitis por candida se produce por la interacción de varios factores predisponentes, relacionados con la propia mujer o con el germen, que no siempre son identificables, por lo que las opciones de prevención son muy limitadas, aunque son necesarias. Lo más importante es la eliminación del agente causal, gracias a los tratamientos agudos y de mantenimiento durante meses pautados por el ginecólogo.

También es aconsejable el mantenimiento o reequilibrio de la flora vaginal mediante compuestos con prebióticos y probióticos vaginales con Lactobacillus.

Se aconseja por el mismo motivo el uso de jabones de higiene íntima que respeten el pH vaginal, así como evitar las duchas vaginales, la humedad excesiva en la zona y el uso de salvaslips. También se aconseja usar ropa interior de algodón, evitar el uso de ropa ajustada y disminuir el consumo de azúcares refinados en la dieta, ya que favorecen el crecimiento de la candida en el tracto intestinal y urinario, que actúan como reservorio.

En conclusión, esta es una infección muy frecuente, habitualmente leve y con tratamiento eficaz, pero mal manejada puede llegar a cronificarse, CONSULTA CON TU GINECÓLOGO.

Artículo escrito por la Dra. Romero Fernández para Namunvida.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *