Prevención de patología de suelo pélvico

La mujer tiene una entrada natural a la cavidad abdominal que es su aparato genital externo. Eso le hace más vulnerable a lo largo de su vida a padecer hernias en esa localización conocidas como cistocele y rectocele, además de descensos y prolapsos uterinos, con sintomatología acompañante como es la incontinencia urinaria.


La falta de tono muscular, que se acentúa con los años, y la mayor presión intraabdominal son los principales factores de riesgo. Otro  factor de riesgo fundamental son los embarazos y los partos, los primeros por incremento de la presión abdominal y por una mayor laxitud muscular y de los ligamentos propios del mismo, y el parto por la distensión y presión intraabdominal con el elongamiento de todas las estructuras para permitir el paso de un feto que precisan en el post parto una restitución a su situación original.Además las nuevas tendencias, lógicas por supuesto, de evitar la realización de episiotomías incrementan este riesgo produciendo más desgarros a nivel perineal y elongaciones de fibras elásticas.

Todo ello, sumado a la mayor esperanza de vida , conlleva a que los problemas con el suelo pélvico y la incontinencia urinaria vaya a ser y es ya una patología importante que además crea un especial problema en la calidad de vida y en la vida social de las mujeres.

En nuestro equipo mantenemos como es lógico la tendencia de no realización de episiotomías profilácticas pero sabemos los inconvenientes que eso plantea. La episiotomía se instauró para prevenir esos desgarros y elongación de las fibras que se sabe aumenta el riesgo de incontinencias y de cisto y rectoceles, pero crea una serie de inconvenientes a corto plazo como es el dolor y a largo plazo como son los dolores en las relaciones sexuales o a nivel permanente.

Nuestro protocolo de acción se basa en la prevención. A todas las pacientes tras el parto las derivamos a nuestra rehabilitadora de suelo pélvico para que en sesiones individualizadas de trabajo permitan a la mujer aprender de una manera práctica la realización de ejercicios y maniobras para la recuperación y fortalecimiento de ese suelo pélvico, lo que será garantía de futuro para prevenir las incontinencias.

Además utilizamos nuevas tecnologías con la utilización de técnicas telemétricas para la rehabilitación desde el propio domicilio con seguimiento por nuestros rehabilitadores. Creemos que eso es imprescindible realizarlo de una manera individualizada para la correcta comprensión de las maniobras y que no son suficientes las clases divulgativas.

Es además necesario erradicar ciertas ideas como la de realizar precozmente abdominales para conseguir nuevamente la anterior figura ya que conllevan un aumento de presión abdominal ejercida sobre un periné ya debilitado por el parto o la realización de Pilates de una manera indiscriminada. Será preciso empezar por el periné y aprender a realizar abdominales hipopresivos y la adopción de una serie de maniobras que protejan al suelo pélvico de los incrementos de presión intraabdominales.

Además de la prevención, la auténtica base del tratamiento de los problemas del suelo pélvico, contamos con una unidad moderna de tratamiento de lesiones ya instauradas.

Sigue las últimas novedades y ponte al día con nosotros en Twitter @Namunvida #suelopélviconamun.

Dr. Rodríguez Zambrano. Jefe de equipo Namunvida. Enero 2013
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.