Estados hiperandrogénicos

Estados Hiperandrogénicos: cuadros clínicos en los que tiene lugar un aumento en la producción de andrógenosLas patologías más comunes del hiperandrogenismo en la edad reproductiva son los desórdenes ovulatorios y el Síndrome del ovario poliquístico (SOP).

La sintomatología más frecuente que a las que se asocian es:
1.Hirsutismo: Crecimiento excesivo de pelo terminal o maduro (grueso y pigmentado) en áreas de piel andrógeno-dependientes: bigote, barba, tórax, abdomen y espalda.
2.Acné.
3.Alopecia androgénica
4.Alteraciones de la ovulación. Síndrome de ovarios poliquísticos (SOP)

Según los protocolos vigentes se define el SOP como la presencia de al menos 2 de los siguientes criterios (deben descartarse otras posibles causas del trastorno):
– Oligo/anovulación
– Hiperandrogenismo (clínico y/o Bioquímico)
– Ovarios poliquísticos definidos por el hallazgo en la ecografía transvaginal de 12 ó más folículos antrales (2-9 mm) o un volumen mayor de 10 cc, en al menos un ovario.

5. Alteraciones metabólicas y cardiovasculares
6. Virilización
La presencia de alguno de estos signos debe hacer sospechar la existencia de un tumor productor de andrógenos:
– Hipertrofia clitoridea.
– Cambios en la voz.
– Desarrollo de masa muscular androgénica.
– Atrofia mamaria (desfeminización).
– Hirsutismo grave y rápidamente progresivo.

Diagnóstico :

Objetivo: descartar causas infrecuentes de hiperandrogenismo que requerirán un manejo más específico.

En la consulta el ginecólogo realizará una historia clínica detallada en la que preguntará el año de la primera regla, la periodicidad y duración de las menstruaciones, la medicación habitual, los antecedentes familiares, edad de inicio de los síntomas y progresión de los mismos, etc.

Además realizará una exploración física y ginecológica detallada en la que determinará el peso e índice de masa corporal, la distribución del pelo corporal, la presencia de acné.

Algunas de las pruebas diagnósticas utilizadas para descartar esta entidad son la ecografía y determinaciones analíticas generales y hormonales.
Además a veces es necesario completar el estudio con otras pruebas radiológicas como el TAC o la Resonancia Magnética.

Tratamiento:
En la mayoría de los casos se trata de una entidad benigna que requiere tratamiento de los síntomas pero es necesario descartar otras causas más graves que pueden requerir otros tratamientos y prevenir las complicaciones a largo plazo. En la mayoría de las ocasiones se obtienen importantes beneficios con dieta y pérdida de peso. Está demostrado que una reducción del 7-10% del peso puede restablecer las ovulaciones, normalizar el patrón menstrual y mejorar el hirsutismo.

Los anticonceptivos orales son considerados el tratamiento de elección:
– Restauran el patrón menstrual normal y previenen las complicaciones endometriales a largo plazo.
– Producen franca mejoría del hirsutismo y del acné.

Artículo escrito por Dra Bellette para Namunvida
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *