Acompañanante en cesáreas

El Hospital Hm Puerta del Sur siguiendo su filosofía de parto respetado y humanizado, desea igualmente trasladar estos conceptos al nacimiento por cesárea. Ofrece por ello la posibilidad de estar acompañada por un familiar o persona de confianza durante la intervención así como iniciar el contacto precoz piel con piel tras el nacimiento del bebé.

Estar acompañada de la persona elegida, puede dar apoyo emocional y disminuir la ansiedad de la madre, así como favorecer la participación de la pareja en el nacimiento de su hijo.

Los beneficios de este contacto piel con piel han sido demostrado científicamente:

 – Mejora la adaptación de recién nacido a la vida extrauterina, disminuyendo el tiempo de llano y mejorando el patrón cardio-respiratorio.

  – Favorece el establecimiento de la lactancia materna.

  – Mejora los vínculos afectivos.

 No obstante, una cesárea es una intervención quirúrgica no exenta de riesgo y por ello se deben respetar unas normas exuestas en un documento informativo que entregará el ginecólogo previamente a la intervención.

 El acompañamiento y el contacto precoz piel con piel intracesárea son de carácter voluntario y sólo se ofrecerán en caso de anestesia regional ( madre despierta ) y ausencia de riesgos añadidos para madre o hijo. Por lo tanto, será en todo los casos, una decisión acordada por ginecólogo , anestesista y neonatólogo con los padres, previamente a la intervención.

Se permitirá un único acompañante. mayor de edad, que deberá vestir ropa de quirófano , mascarilla, gorro y calzas. No se permite el uso de teléfonos móviles en el quirófano. Se acordará con los profesionales implicados la posibilidad de tomar fotografías. No se permite grabación con vídeo No se permite fotografiar al personal de quirófano.

El acompañante permanecerá en la sala de espera hasta que se haya realizado la punción anestésica y preparado a la embarazada. Al entrar a quirófano evitará tocar al equipamiento o paños verdes. Permanecerá sentado próximo a la madre durante toda la intervención manteniendo un tono voz bajo.

En caso de necesidad de anestesia general de la madre, complicaciones quirúrgicas o cuando, a criterio de los médicos participantes, sea necesario, el acompañante abandonará el quirófano y podrá realizar el contacto piel con piel en la habitación en espera de la llegada de la madre.

En caso de necesidad de reanimación o revisión pediátrica del recíen nacido, el acompañante esperará junto a la madre. El neonatólogo iniciará el contacto piel con piel tan pronto como sea posible e informará del estado del bebé a ambos.

En nuestro apartado documentación para pacientes, puede descargar la información para los acompañantes.

Artículo escrito por Dra. Blanco Guillén y Hm Hospitales para Namunvida

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.